jueves, 18 de marzo de 2010

ESCULTURA BARROCA ESPAÑOLA. EJERCICIO DE SELECTIVIDAD

Texto 1:
“La escultura española del siglo XVII es uno de los ejemplos más auténticos y personales de nuestro arte, porque su concepción y su forma de expresión surgieron del pueblo y de los sentimientos más hondos que en él anidaban. Quebrantada la economía del Estado, en decadencia la nobleza y cargado de fuertes gravámenes el alto clero, fueron los monasterios, las parroquias y las cofradías de clérigos y seglares los que impulsaron su desarrollo, siendo costeadas las obras en ocasiones mediante suscripción popular.”
DE ANTONIO, T. El siglo XVII español. 1989.

Texto 2:
“Se medita sobre la muerte. Se hace frecuente el tema de San Bruno con la calavera en la mano, observándola ensimismado. Se llega a la horrenda descripción del cadáver. Fray Luis de Granada, en su Libro sobre la oración y la meditación, se detiene morosamente en el análisis de la putrefacción (…). Ascetismo y misticismo nos deparan las formas más elevadas para llegar a
Dios (…). En Castilla, Gregorio Fernández, y en Andalucía, Pedro de Mena, llegaron a los efectos más sublimes en materia de misticismo. En sus obras podrán verse esos momentos que aparecen
descritos en las obras de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, tales como la oración de
recogimiento, la suspensión del alma, la intuición de lo divino (…).”
MARTÍN GONZÁLEZ, J.J. Historia del Arte.1986.



La Piedad, Gregorio Fernández, siglo 1616



Inmaculada Concepción, Alonso Cano, 1655

1. Analiza y comenta la primera imagen

2. Características generales de la imaginería española

3. Explica las relaciones entre la escultura barroca, la iglesia católica y la piedad popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada