jueves, 11 de marzo de 2010

UNA APROXIMACIÓN HiSTÓRICA AL ARTE GÓTICO

Imagen obtenida de Kalipedia

El arte gótico se define a partir de un elemento esencial: la ciudad. Es el contexto urbano el que hace posible que nazcan la catedral, la lonja o el palacio comunal; sin él, el arte gótico es tan impensable como la ciudad sin la clase burguesa, la clase burguesa sin la economía mercantil o la nueva situación sin el amparo de la Corona.
El resurgir europeo, a partir del S. XII, había sido posible por las innovaciones técnicas que favorecieron la roturación de nuevas tierras, un rendimiento mayor de éstas y un proceso expansivo de la demografía, que a su vez favorecían unas mayores relaciones comerciales, la formación de las ciudades, la aparición de ferias y la transformación del sistema feudal.


La ciudad, y la gente que en ella habita, posee suficiente riqueza para crear obras que reviertan en su propio beneficio: murallas, lonjas, ayuntamientos,... La sociedad laica tomará la iniciativa en la creación de la obra de arte, aunque acepte ideas de la Iglesia: catedrales. Pueden distinguirse varias categorías de encargos: los encargos reales, los de la burguesía y las grandes obras de carácter religioso, en las que si la iniciativa de la construcción dependía de las autoridades religiosas o municipales, la dirección financiera y técnica de la construcción era muy compleja y variable.


Los constructores estaban organizados en logias, asociaciones muy bien jerarquizadas y estructuradas; y aunque la ciudad favoreció el asentamiento de muchos artesanos, seguía siendo frecuente la itinerancia, especialmente de los maestros constructores reconocidos internacionalmente. Estos maestros eran los encargados de organizar el proceso constructivo (materiales y controlar el trabajo de los artesanos).
PRÁCTICA: Lee el siguiente texto:
La construcción de catedrales góticas estuvo precedida, desde el siglo XI, por una renovación urbana sin precedentes, cuyo origen está en la nueva expansión económica e industrial de Europa. La ciudad medieval fue en general el resultado de la iniciativa de los comerciantes, preocupados por garantizar su independencia con respecto al poder feudal y por asentar el poder municipal con el fin de favorecer la producción, el comercio y los intercambios en el interior y el exterior. Los poseedores de esta riqueza se protegían detrás de poderosas fortificaciones (Siena, siglo XI; Carcasona, 1240-1285), que podían englobar una fortaleza condal (Brujas, siglo XI) o real (Louvre, París, 11801210). La defensa estaba encomendada a milicias burguesas mantenidas por los acaudalados habitantes que ejercían el poder municipal, que era todo menos democrático.
Obligada a desarrollarse dentro de este recinto, la ciudad medieval era necesariamente de gran densidad. En las ciudades importantes, la plaza del mercado era distinta de la del ayuntamiento. Más aún, las ricas ciudades mercantiles de Flandes construyeron inmensos y suntuosos mercados que incluían almacenes y dependencias, como es el caso de Ypres (1202-1304) o de Brujas (siglos XIII y XIV).
Cerca de estos lugares, la catedral profusamente decorada pero de accesos poco despejados, no aparecía como un objeto aislado, salvo en Pisa. Estrechamente articulada con su entorno, realzaba los espacios y exaltaba con su esplendor y sus múltiples funciones las aspiraciones de identidad de la ciudad. La ordenación de la ciudad medieval es ajena a cualquier planificación. Sin embargo, en Siena, por ejemplo, las calles principales siguen las tres líneas de los desniveles del emplazamiento, en una relación orgánica con la topografía. Además, todas las ciudades importantes se ordenan mediante reglamentos. Siempre refiriéndonos a Siena, el Ufficiali dell' Ornato (Oficina de Ornamentación) controlaba la organización de las calles. la calidad de las fachadas de las casas; en Londres. a partir del siglo XII la Alcaldía regulaba la construcción de casas privadas obligatoriamente de piedra y dos plantas.
En casi todas partes el uso habitual de procedimientos constructivos sistemáticos contribuyó, integrando los diferentes programas y tipos arquitectónicos, a la cohesión del paisaje urbano. En los siglos XIV y XV, cuando los grandes encargos religiosos se agotan, la demanda arquitectónica proviene cada vez más de la alta aristocracia y de la gran burguesía de los negocios o la banca, quienes fundan instituciones asistenciales Hospital de Beaune, de Nicolás Rollin, en 1443), que en algunos casos se orientan hacia el prestigio, a veces de forma insolente. Por ejemplo, el hospital Jacques-Coeur, de Bourges (1443-1453), que revela la calidad arquitectónica y el nivel de lujo propio de esa sociedad burguesa, algunos de cuyos miembros habían sido ennoblecidos. Se comprende así el grado de complejidad y de refinamiento alcanzados por la cultura urbana de finales de la Edad Media.

Gilbert Luigi.- La arquitectura en Europa.-Acento editorial.- Madrid 1997. Págs. 15-16
Realiza las siguientes cuestiones:
-En el texto aparecen nombradas varias ciudades medievales, así como en el mapa del inicio del post también aparecen las principales ciudades con sus iglesias y universidades. Es preciso que elijas una y realices un pequeño texto que englobe los inicios de la ciudad, su formación y breve historia y los principales ejemplos artísticos de época gótica (catedral, universidad, palacio...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada