sábado, 17 de abril de 2010

SEGUIMOS CON CHICAGO

De todo el grupo de Chicago la figura más trascendente es la de Louis Sullivan, que como otros arquitectos estudia inicialmente en América para luego trasladarse a París y luego volver a América, donde desarrolla una prolífica labor edilicia. En 1891 termina en San Luís el Wainwright Building de perfectas proporciones que nacen de la estructura y no al revés, como ocurría en la arquitectura esteticista europea. Es una de las claves para comprender la grandeza anticipadora de Sullivan, ya que la anteposición de la funcionalidad a la estética es la premonición de lo que sería la arquitectura racionalista.



Wainwright Building


Otra de sus grandes obras son los Almacenes Carson (1899) en los que el uso de la ventana apaisada, así como el remarcamiento de las bandas horizontales le hacen resultar eminentemente alargado, dimensión buscada por Sullivan al no poder subrayar el verticalismo en una construcción de tan solo 10 pisos. La fórmula contraria (refuerzo de las verticales) la había adoptado en otra de sus obras maestras, el Guaranty Building de Búfalo, que anuncia el empuje ascensional de los grandes rascacielos del próximo siglo.

Almacenes Carson

Guaranty Building
PRÁCTICA: Realiza un comentario de las 3 imágenes propuestas siguiendo el esquema propuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario