martes, 21 de septiembre de 2010

EL ARTE Y LA PUBLICIDAD (2ª parte)

Pues sí, hoy vamos a retomar el tema que dejábamos pendiente el otro día cuando comentamos la relación que existe entre la publicidad y el arte y como una se sirve de la otra.

Más ejemplos que podemos analizar al respecto:

En primer lugar queremos mostrar un anunció de una campaña de la más conocida marca de refrescos, en este caso en su variante light. Se trata de una revisión del cuadro de "La boda campesina" de Peter Brueghel el Viejo, realizada en 1568.




Si vemos una y otra imagen vemos como el cuador del pintor flamenco que trata de mostrarnos una escena costumbrista de la sociedad campesina del siglo XVI, se ha convertido en el anuncio en una escena con mucho más "glamour" si podemos llamarlo así, ya que ropas, peinados o incluso los platos, nos evidencian que el anuncio hace referencia a un estrato social más elevado. Incluso el propio anuncio hace un guiño "The art of drinking", que nos muestra que se dirige a un grupo social con clase, recursos y gustos refinados.

Vamos a analizar otros carteles, que en este caso, pertenecen a un modelo de coche. Estos carteles nos conectan directamente el estilo y algunas de las obras realizadas por el artista original con aspectos concretos que nos "anuncian" en el cartel.
A partir de ellos formulamos una pregunta: ¿Podrías decir que elementos son originales del autor (Magritte, Dalí y Escher, respectivamente) y cuales pertenecen al propio anuncio?





1 comentario:

  1. Como siempre Clara, muy buenos los ejemplos escogidos para ilustrar la influencia de las obras de arte en la publicidad actual. Ello se puede deber a la poca creatividad de los publicistas o a gran interés que despierta el arte en la gente corriente. Con tu permiso, cogeré algunas láminas de esta serie de entradas para hacer yo una de curiosidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar