miércoles, 3 de marzo de 2010

EL ARTISTA Y SU CONSIDERACIÓN SOCIAL EN ÉPOCA GRIEGA

A partir del S. VII a.C. las obras de arte serán encargadas por los gobernantes o por comunidades urbanas; eso supuso que las polis se convirtieran en los principales clientes de las grandes obras, sobre todo de arquitectura, por el esfuerzo económico que suponían.
La consideración social del artista en el período arcaico era muy baja. Se los consideraba obreros hábiles, y sus obras eran más apreciadas que sus autores, ya que el trabajo manual era mirado con desprecio debido a que estaba reservado a los esclavos.
En la época clásica aparece una nueva valoración del trabajo y un cambio de actitud hacia los artistas, que gozarán de mayor prestigio y de un trato económico más ventajoso.
A partir de Alejandro Magno, los clientes entendieron que el arte podía utilizarse como medio propagandístico y por esa razón se potenciaron las obras y a los artistas.
Al margen del papel que el artista jugó en la sociedad griega, las obras responderán a una serie de criterios:
-Las obras de arte responden a conceptos humanistas: el hombre es el centro del universo y el arte cubrirá las necesidades del ser humano. Por ello es un arte que se realiza a medida del hombre y se abandona al colosalismo.
-Las obras mantienen un equilibrio en cuanto a la forma (se establece un canon armónico) y en cuanto a la expresión se refleja una gran paz interior en la plástica.
-Se alcanza un gran virtuosismo técnico. La consideración de los artistas como obreros especializados favoreció el desarrollo técnico en todas las manifestacio­nes artísticas.
-Las obras no tienen un fin religioso, sino estético. El artista pretende reflejar en su obra el concepto de belleza absoluta (modelos ideales en escultura).


Hay que tener presente que la estética (objetos bellos) se centra en la armonía derivada de la aplicación correcta de las leyes de la matemática, que proporciona una lectura armónica en cada una de sus partes y la perfecta relación entre éstas y el todo. Estos valores estéticos se fundamentan en los principios de la filosofía pitagórica, que afirma que los humanos tneemos que reflejar el orden existente en el universo, modelo de orden y medida.

PRÁCTICA: Para completar la información, es conveniente que leas este artículo de Jose María Blázquez que nos ofrece la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. ¿Podrías aportar alguna idea más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario